viernes, 11 de diciembre de 2015

DICIEMBRE






Es diciembre y los recuerdos regresan a mi mente
en ellos mi niña interior siempre está presente
colgando de las ramas  de gigantescos nogales,
corriendo libremente por las anchas calles de Villa de Fuente.

El recuerdo protesta en mi mente de adulto
bañado con el hollín del viejo fogón,
¡Es diciembre, noche buena y ha nacido el niño Dios!
Pregona el viento tiritando de frío recostado en mi testa.

Un invierno más atrapada en mi cuerpo crecido
añorando a todos mis seres queridos,
 en el rincón de un pesebre la nostalgia hace nido
recordando  mi infancia, abrazada a mis sueños de niña.

A lo lejos escucho villancicos cantando nanas al divino
 una luz ilumina mi vida, la esperanza de un mejor futuro,
brota de mi alma, mañana es navidad y de regalo pediré
Paz para los hombres de buena voluntad.

¡Que Dios bendiga a toda la humanidad!

Autora: Ma. Gloria Carreón Zapata.

viernes, 27 de noviembre de 2015

INCREDULIDAD MORTAL



Daban ya las tres de la madrugada; Antonio y Ernesto, quienes eran parte del personal de ese turno, estaban recogiendo las mangueras que habían quedado extendidas por un simulacro en el patio de la empresa, ya que pertenecían al departamento contra incendios.
Era una fría noche de febrero, así que llevaban cubierto el rostro con pasamontañas; las pesadas chamarras les impedían moverse con soltura; de pronto, escucharon un ruido extraño y se dirigieron hacia dónde provenía lámpara en mano.
Cuál sería su sorpresa cuando, frente a ellos, vieron a un ser demoniaco que los miraba amenazante; sus ojos eran tan rojos como el fuego; tenía cuerpo como el de un perro gigante pero, su rostro, semejaba al de los humanos.
Sin dar tiempo a que salieran de su asombro, de un gran brinco la bestia logró burlarlos saltando la barda de cinco metros de altura; quedaron inmovilizados los dos por unos instantes al ver aquello hasta que, por fin, reaccionaron para echar a correr con el terror reflejado en sus rostros.
Llegaron a la oficina con la respiración agitada dejándose prácticamente caer en las sillas ante la mirada curiosa de aquellos diez compañeros de jornada; luego de haberse calmado un poco, narraron a los mismos lo que habían visto para, en seguida, escuchar burlas y chistes de casi todos sobre lo narrado por los dos asustados compañeros; solamente Oscar y Abel, éste último de reciente ingreso, fueron quienes tomaron en serio lo sucedido a Ernesto y Antonio.
A la siguiente noche, estaban sólo once reunidos casi todos en tertulia, unos jugando cartas por ahí y otros charlando por allá; Oscar, el jefe de ellos, había salido por algún motivo; Antonio, Ernesto y Abel por su lado, comentaban un poco alejados lo sucedido la víspera cuando:
-¡Boooom!...-, sonó un fuerte estallido acompañado de una intensa llamarada; los once brincaron del susto para luego escuchar a Ernesto gritar:
-¡Oscar está afuera!...-, de inmediato, todos corrieron preparándose a acudir en su auxilio y asimismo a tratar de sofocar el incendio, el cual seguía sin control.
Bastó muy poco tiempo para que estuvieran ya saliendo como bólidos en pos del siniestro; Abel, iba de pie justo detrás de Antonio, quien piloteaba la unidad a toda prisa, y le gritó desde fuera:
-¡Tú sigue… yo me bajo por él!...-, pues, a cierta distancia, vieron a Oscar quien corría hacia ellos con el pantalón encendido de una sola pierna; venía gritando algo que no se oía gracias a la sirena encendida y al ruido del fuego aún a quinientos metros; Abel, se tiró y rodó sobre el pavimento todavía a buena velocidad para poder auxiliar a Oscar, quien no paraba de gritar tratando de advertirles algo.
Envolviendo con su chamarra la pierna del jefe y sofocando así el fuego, fue cuando pudo entender la advertencia:

-¡Fue el monstruo!...-, era lo que les repetía Oscar sin descanso; llegó ayuda del exterior pero, sólo ellos dos junto a Ernesto y Antonio, pudieron salvar la vida.

Autora: Ma Gloria Carreón Zapata.

Edición Literaria: Miguel Valdés.
Imagen tomada de Google.

viernes, 2 de octubre de 2015

APROXIMACIÓN AL CUENTO TIRSO Y SATURIA DE LA ESCRITORA MEXICANA MA. GLORIA CARREÓN ZAPATA











Por el escritor  venezolano Moisés CÁRDENAS








la escritora mexicana Ma. Gloria CARREÓN ZAPARA,
autora del cuento Tirso y Saturia.







Por Moisés CÁRDENAS
(viajesideral2@yahoo.com.ar)

L
eer es un acto placentero y maravilloso que sumerge nuestros sentidos en las palabras y hace que soñemos mágicos mundos. Escribir es un arte. Y como todo arte tiene sus trazos en la imaginación creativa. Hay lecturas fáciles y entendibles, pero hay otras lecturas que necesitan compresión. Leemos para aprender, viajar, descubrir, distraernos, encontrar una conciencia. Y el escribir es una tarea que va de la mano junto con la lectura. El escritor asume el oficio de diseñar constelaciones mediante la palabra. Sus lecturas hacen sus escrituras. Experiencias, vivencias, fantasías e intuiciones. La mente se despierta, abre los sentidos. Hace literatura día a día. Bajo los influjos de la sensibilidad.

Esto es lo que hace la escritora mexicana Ma. Gloria Carreón Zapata, que cada instante en cada momento abre al mundo su sensibilidad, sueña para escribir literatura. El cuentoTirso y Saturia, por la autora mexicana, posee en su estructura interior una «Introducción», un «Nudo o Trama», y un «Denselance», unas de las teorizaciones básicas del cuento. Pero a mi parecer el cuento Tirso y Saturia va más allá, y tiene elementos de Fantasía. Lo cual me hace pensar en José Balza quien comenta:
«La fantasía como espejo del mundo (que es de alguna manera el estado natural de lo ficticio) puede a veces alcanzar sorprendentes potencias en sí misma. Y eso cumple el más filoso y extraño gusto por lo imaginario: ocurre  cuando lo narrado se autovigila, cuando se desdobla o cuando revela sus secretos mecanismos de encantamiento» (Balza 1992, 36).

Leer  Tirso y Saturia, la fantasía producto de la imaginación desbordante de la autora, deja que el lector piense por unos instantes en los elementos que yacen en el texto. En el cuento está presente el amor como mantel de fondo. Aunque el tema del amor ha sido una constante en los poetas  y escritores, abordarlo en este cuento no deja de ser tedioso. Pues afirmo tajantemente que el amor es una fuente de vida. Y no importa cuántas veces se aborde en la literatura. La cosa es como se habla de él. Lo ideal y mágico es que se escriba en fantasía, en ficción para que ingrese al mundo de la mente. Sirva de disparador al lector y motivación en el texto. Tirso y Saturia, están unidos en amor. Recordemos lo que dice 1 Juan 4:8 “Dios es amor”.  Sin duda alguna, el amor es el alimento del alma. Es una música en el corazón. El personaje Carlos, suscita con Isaura un amor que muchos desearían y en la realidad pocos tienen, un amor que es ilimitado que va más allá. Hay seres que se aman en las gravitaciones del universo, sin estar en contacto físicamente; pueden estar separados, pero sus conexiones mentales originan una especie de cultivo amoroso, y pueden amarse desde la distancia o en el más allá de  la muerte. Para encontrarse en otro mundo. En el cuento se lee lo siguiente: 
[…]«Tanto es así que su sonrisa me incitaba al beso más ardiente de pronto, me tomó de la mano y mirándome fijamente en un leve susurro me habló en su acostumbrado tono.
-- ¿Amor, Isaura, puedes contemplar la inmensidad de agua que tienen los océanos?»
Acá se puede encontrar el elemento agua, que es el líquido vital de la existencia de las especies que habitan la tierra: animal, vegetal y humana. Todos necesitan del agua para vivir. Como todos sabemos nuestro cuerpo posee  70% de agua y hace que el corazón bombeé. Por eso pregunto:
¿Acaso el amor  aunque no sea tangible no requiere del liquido de la vida? Sin dudarlo, el amor es la explosión del universo y es alimentado por el agua. Quien fluye en nuestro organismo. De ahí que Isaura exprese:
«Dentro de mí  sentí el corazón desbordar de gozo, y al latir apresuradamente dejó escapar un suspiro sumiéndome en un éxtasis indecible, entre lo real y lo fantástico».
En de mencionar que en este cuento pueden encontrarse símbolos que resultan llamativos tales como: la pirámide, tres mujeres y caracoles:
«De pronto me vi salir de una gran pirámide, seguida por tres mujeres indígenas ataviadas con ropajes largos, en lo que yo vestía un lujoso y diminuto traje diseñado con caracoles vivos. Sentí pavor cuando a mi espalda escuché de pronto la voz de una de ellas».
El cuento nos va llevando a lugares fantásticos con la conexión de antiguas civilizaciones, cuando se lee «De pronto me vi salir de una gran pirámide», me recuerda al templo deKukulkán, (se encuentra en la península del Yucatán, México). Esta pirámide que posee cuatro fachadas principales, todas con su propia escalinata en el centro. La figura de la pirámide en el cuento es un código secreto (quizás producto de un sueño de la autora) esto lo sigo porque lo descifro como lector. La pirámide como elemento en el cuento, puede considerarse la elevación de un alma, el encuentro con un ser, una vida anterior.  La autora coloca a Isaura con un símbolo femenino, pues pirámide es nombre femenino. Un objeto femenino al pie para que lo tome una mujer, se envuelva en ella, busque su cuerpo.
Esta imagen se desvela con la oración: «seguida por tres mujeres». El numero 3 para los Kabalistas, le corresponde la constelación zodiacal de Geminis y el planeta Júpiter.  Samael Aun Weor, comenta: « […] porque en el Tres existe Armonía, Arte, Belleza». (Aun Weor 1979, 310).  La mujer es belleza y arte. La pirámide se une con la mujer y estos expresan armonía. La literatura es un arte y una armonía.

El uso de los caracoles en el cuento, puede representar varias cosas: «en lo que yo vestía un lujoso y diminuto traje diseñado con caracoles vivos». El caracol es considerado como símbolo lunar, en el cuento resulta de diversas formas de interpretar por el mismo simbolismo del caracol. No obstante, en el cuento es probable que en el caracol se asocie con transformación y evolución. En el cuento está lo siguiente:
«...-- No tema son doce, estos caracoles que cargo en este frasco al igual vivos están, como aquél amor que Tirso y usted se profesaron aquel día...-- »
Esta oración alude que el amor de Tirso con Saturia puede ser un amor santificado. «Son doce», corresponde a «doce apóstoles», y considero que el amor plasmado en el texto, es un amor al Creador Dios.
Siguiendo la lectura del cuento, Isaura pasa su rostro con la madre tierra, escucha su gemido, danza. Siente sin duda dolor y muestra compasión. Por eso surge:
«... --¡Hija del sol, es la hija del Sol...-- ».
Por lo tanto Isaura elemento lunar se une con el sol con Carlos, que vidas pasadas eran Tirso y Saturia. Cuando se señala en el texto:
«Para luego concluida la danza  comenzar el ritual al astro Rey», induce a pensar que el amor es un tejido del sol. Y la fuerza solar son los personajes, porque lo interesante lo encontramos casi al finaliza el cuento:
«Algo que colgaba en la gran pared me llamó la atención. Un enorme cuadro coloreado a mano del siglo XIX, mismo que tenía  grabado el año de 1868. Me fui acercando poco a poco hacia él, y grande fue mi sorpresa, mi amado Carlos  y yo, éramos los de la fotografía, en la cual más abajo apenas pude leer unas diminutas letras con los nombres de Tirzo y Saturia. A un lado había un viejo mueble, sobre el un pequeño frasco el cual contenía algo de líquido. Lo tomé entre mis manos  aun ignorando de qué se trataba para después correr hacia el cadáver de mi amado».
Hallar el año 1868, hace más interesante al texto para buscar un significado. Ese año 1868, fue un año que ocurrió el Levantamiento en Puebla, Levantamiento en Sinaloa y el Levantamiento en Yucatan; luchas armadas que dejaron bajas, y poblaciones arrasadas, donde mujeres perdieron sus hombres amados. Al igual que el amor entre dos seres, algunas situaciones pueden arrebatar al amor, y los amados cada uno queda aislado, moribundo, para perderse en un fugaz de luz. Verse de nuevo en otra vida. Y así es como termina el cuento:
«...-- " Mi amor, nos encontraremos en la siguiente vida" Más allá de la misma muerte...-- ».
La lectura del cuento Tirso y Saturia  de la escritora Ma. Gloria Carreón Zapata, abre los sentidos para el amor. El lector podrá conmoverse con los personajes. Si encuentra este estado emocional, beberá la fantasía de la narrativa.



martes, 8 de septiembre de 2015

AMARTE COMO TE AMO





Amarte es subir al cielo y no sentir el vuelo
llevar a cuestas la esperanza de un mañana pleno
andar de tu mano sin darme cuenta que corre el tiempo,
a la vez soñarme entre tus brazos aun estando lejos.

Respirar tu aliento contemplando el firmamento
entre las nubes del deseo sentir tu tibio cuerpo,
porque amarte amor encierra mil anhelos
y en todos ellos consumados me parece que toco el firmamento.

Amarte como yo te amo con este amor profundo
que permanece intacto pesar de que vuela el tiempo,
es disfrutar del mundo y sus placeres
que siendo otoño el verano asoma florecido.

Porque amarte amor como te amo
es sin duda un arte, abrazarte tocarte
besarte como yo te beso tocando el alma
a esto amor llamo yo besarte el alma.


Autora: Ma. Gloria Carreón Zapata.

ENTRE MIL AROMAS









El viento, el Sol y las estrellas
testigos son de este impoluto sentimiento
el mar, la noche y la lumbrera,
engalanan nuestro sueño en primavera.

El soplo del cierzo me trae los mil aromas
que inhalo desesperad amente  enamorada
 mis manos ángel de amor…
no descansan dibujando tus rasgos  sobre mi almohada.

Es verano y siento tu cuerpo tórrido a mi lado
el brillo que despide tu mirada confundo con la Luna nueva
me dice la forma en que me estas amando
como yo que te amo con el corazón en la mano.

Próximo está el otoño en visitarnos
trémulo mi cuerpo te desea
igual qué el primer día de nuestra entrega
en que fui pétalo de seda entre tus manos 
y huyó el invierno de tan sólo contemplarnos.
Autora: Ma. Gloria Carreón Zapata.
Imagen tomada de Google

MI SOLEDAD Y TÚ








Carta mis Letras de Agosto.
En medio de la nostalgia que invade mi alma pienso en ti. Trato de retener los minutos felices a tu lado. Aquella vez en que juntos de la mano intentamos una vez más alcanzar la felicidad. Después tuve que partir es cierto, pero fue por cobardía.
Es por eso que hoy me he atrevido a escribirte. Te amo no puedo negarlo y ayer que recibí tu triste misiva que dice así...

---“Seré intrépido viajante en el tiempo anhelo y soy prisionero de un deseo aquello que se me arrebató como el despertar arrebata un sueño condenándolo al olvido.
Hoy puedo recordar, como troyano vine a tu encuentro...Y se me escapa la ocasión, y se me escapa el tiempo”---.

No pude terminar de leer me fue imposible, ya que me ganó el llanto. Sentí que el alma se me partía en mil pedazos, es por eso que hoy estoy aquí confesándote mis sentimientos por medio de esta carta que tal vez nunca llegue a tus manos. Creo que después de todo mereces una explicación de mi parte.
Nunca dejé de amarte a pesar de los años, viví por vivir deambulando por ahí con una carga moral a cuestas. Pero quiero que sepas que jamás dejé de pensar en ti. Hoy que han pasado los años y me paro frente al espejo me doy cuenta que nada queda de lo que fui. Lamentablemente te digo que nada tengo ya que ofrecerte, solo un adío para siempre y una lágrima que se diluye en el viento. Me quedo sola con mi soledad y tú en el pensamiento.

Tuya por siempre...
Tu Ma. Gloria.
Imagen tomada de Google.





(A MI HIJO EN SU CUMPLEAÑOS)

Bienaventurada cristalera que alumbró tu llegada
desde entonces su brillo te escolta en las noches
cálidas del lucido y fragante verano
el encanto de su luz, llevas reflejada en tu mirada.

En este mes de agosto siegas lo que antaño sembraste
amor y afecto de quienes te queremos,
este día de tu cumpleaños hijo, yo te bendigo
deseando para ti lo suficiente de la vida.

Luna de agosto que testigo fue de mi agobiante espera
en que ilusionada por arrullarte entre mis brazos
a Dios rogué por amparo y Él, me envió un vigoroso niño
el astro nos regaló su brillo en tanto yo dichosa
contigo en mi regazo canturreaba nanas agradeciendo al Eterno.

¡Oh bendita luna de agosto!
que con tu nítido brillo alumbras el sendero
por donde va mi hijo ya convertido en hombre,
esta noche te pido…
A ti que cerca del cielo estás no dejes de alumbrar
augurale junto a las rutilantes estrellas un buen futuro
con el favor de nuestro Creador.

Autora: MA. Gloria Carreón Zapata.
Ami hijo Oscar Isaac.
Fotografía mi hijo en Otanna MN.
31 Agosto 2015