OWATONNA.



Dulce y distinguida soberana
no hay palabras para describir de usted tanta belleza
bondadosa, ataviada del verde dehesa
en sus lagos se bañan las ondinas bailarinas.

Cuando el astro sé recrea contemplándolas
bajo el azul de la luz de las candilejas,
ahí liban del polen las reinas abejas
luego chapucean  en la espuma de las olas.

Mágica es usted señora que hasta puedo decir
repitiendo las palabras de mi abuela,
bendecida de Dios, es usted jovenzuela
de sus entrañas brota la fuente de agua viva.

Ardillas, venados, nutrias, conejos
encantados están de su nobleza
que decir de mi parte soberana obligada estoy,
a retribuir por recibirme y brindarme
la magia de su encanto Owatonna Minnesota.

Autora: Ma. Gloria Carreón Zapata
Fotografía de mi propiedad.

Comentarios

Entradas populares